5 consejos para evitar la aparición de varices en las piernas

¿Te gustaría prevenir la aparición de varices? En el siguiente artículo te damos 5 consejos para evitar la aparición de varices en las piernas, además de diferentes tratamientos para eliminarlas de forma no invasiva y con excelentes resultados.

Las varices no son solo un problema estético, también son un problema de salud que habitualmente aparecen en las piernas, provocando síntomas como hormigueo y cansancio en las piernas.Las varices no son solo un problema estético, también son un problema de salud que habitualmente aparecen en las piernas, provocando síntomas como hormigueo y cansancio en las piernas.evitar

Pero antes de todo, ¿sabes qué son las varices? 

Qué son las varices 

Las varices son dilataciones venosas que impiden establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón provocando una insuficiencia venosa, es decir, las venas se inflaman y se pueden ver tras la piel, algo que normalmente suele suceder en las piernas, sobre todo en las mujeres. 

Qué tipos de varices existen 

Dependiendo del grado y de las molestias que ocasionen existen diferentes tipos de varices:

  • Varices de I grado: violáceas y no producen síntomas más allá de los problemas estéticos. También son conocidas como telangiectasias o arañas vasculares. 
  • Varices de II grado: más visibles y pueden producir dolor, picazón, hormigueo o pesadez, pero no hay relieve en la piel. También denominadas varices reticulares. 
  • Varices de III grado: más grandes, dilatadas y tortuosas. Aparece hinchazón y edemas.
  • Varices de lV grado: o varices tronculares, pueden llegar a aparecer úlceras e infectarse. Son las que mayores problemas provocan y tienen indicación quirúrgica. 

Las más grandes y profundas podrían a llegar a formar un coágulo de sangre, que acabara desencadenando un problema de salud más grave.

Causas por las que aparecen varices

Las varices pueden aparecer por diversas causas: 

  • Edad avanzada.
  • Embarazos.
  • Obesidad o sobrepeso.
  • Vida sedentaria y poca movilidad.
  • Predisposición genética. 
  • Estreñimiento.

Sea cual sea la causa, las varices aparecen cuando la tonificación de la vena disminuye y con ello la capacidad de esta para controlar la circulación de la sangre. De este modo, la vena se ensancha y alarga, dificultando la circulación de la sangre produciendo varices.

Consejos para prevenir varices

Haz ejercicio físico 

Realizar deporte es fundamental para prevenir multitud de enfermedades y evitar la aparición de varices. 

Hacer ejercicio físico de manera habitual ayuda a que la sangre circule adecuadamente por las venas. Especialmente la natación, el baile, la gimnasia, ir en bicicleta o, incluso, caminar 30-40 minutos al día. Esto además de ayudarte a evitar la aparición de varices, te vendrá bien para despejar tu mente y mantener activo el cuerpo. 

Permanecer de pie o sentado durante mucho tiempo afecta a nuestra circulación, así que si pasas mucho tiempo sentado en el trabajo evita cruzar las piernas e intenta tener los pies en alto siempre que sea posible. 

Evita llevar ropa ajustada 

Utilizar ropa muy ajustada dificulta el retorno venoso desde las piernas al corazón haciendo que aparezcan varices. Es recomendable evitar la ropa ceñida especialmente en la cintura, los muslos y las piernas para proporcionar el libre flujo sanguíneo y evitar la aparición de varices.

De todos modos, si utilizas ropa muy ajustada, cuando llegues a casa puedes realizar un masaje para reactivar la circulación de tus piernas con crema (tipo trombocid). Empieza por los dedos de los pies y sube suavemente hasta la ingle por ambos lados. Insiste en los muslos con movimientos circulares y repite con la otra pierna.

Evita el exceso de calor en las piernas 

El exceso de sol sobre las piernas, los baños a altas temperaturas o las saunas hacen que las venas se dilaten y favorecen la aparición de varices. Por eso, es preferible al ducharse finalizar con agua fría o fresquita. Este hábito favorece la circulación de retorno en piernas. 

Evita llevar tacones muy altos 

Si eres una persona que anda siempre con tacones porque estiliza mucho tu figura, lo ideal es que midan 3 ó 4 centímetros para que se contraiga un poco el músculo al andar. 

Los tacones muy altos hacen que todo el peso corporal recaiga en los tobillos, provocando, así, hinchazón, juanetes, dolores de cuello y espalda, y varices. El uso de tacones altos dificulta el proceso por el que la sangre vuelve a las venas por el corazón.

Puedes seguir utilizando tacones altos, pero reservarlos para días especiales y usa en tu día a día zapatos planos o de tacón medio.

Empieza y acaba el día con una ducha de contraste en las piernas

El contraste de temperaturas favorece la elasticidad de las venas de nuestras piernas evitando la aparición de varices y proporciona una sensación de alivio ante molestias como la pesadez de piernas. Así cuándo estés en la ducha, alternar agua fría con agua caliente favorece el retorno venoso.

Empieza por los pies y ve subiendo hasta llegar a los muslos alternando la temperatura del agua para activar la circulación sanguínea.

Tratamientos estéticos para la prevención de varices

Tratamientos para eliminar varices

Si ya posees varices en las piernas y quieres acabar con ellas, existen diferentes tratamientos para eliminar las varices sin cirugía con alta eficacia y de forma no invasiva.

Si quieres obtener información o tienes alguna duda, no dudes en contactar con nuestro Centro de Estética Avanzada en Madrid. Estaremos encantadas de atenderte. 

Post a Comment