¡Oferta!

Bono Láser q-switch con Carbón activo

570,00  390,00 

Láser q-switch con Carbón activo

Bono de tres sesiones por 390€

El tratamiento Láser q-switch  es una técnica no invasiva, cuyo efecto fotoacústico produce un daño térmico mínimo en la lesión a tratar sin afectar el tejido. Al contactar la luz con los pigmentos (ya sea tinta de tatuajes o melanina) se produce una ruptura de dichos pigmentos y estos son captados para ser fagocitados por nuestras células de defensa y de esta manera conseguir la eliminación parcial o completa de dichas lesiones.

Con este láser no solamente podemos eliminar las manchas solares como son los lentigos, sino también podemos eliminar tatuajes, y si lo combinamos con el carbón activo podemos tratar los poros, rejuvenecer el rostro y dar luminosidad.

 

Descripción

¿Cómo funciona el Láser q-switch con Carbón activo?

A diferencia de otros tratamientos que dependen exclusivamente de la energía de luz para transformar la piel, el láser con carbón activo es un proceso de 2 partes. Primero, se aplica una lujosa crema de carbón natural a la superficie de la piel y se la deja secar. La loción no tóxica se asemeja a una máscara de barro con un color pardo oscuro y una textura rica. El carbón natural absorbe rápidamente la grasa, las impurezas y las células muertas de la piel desde el interior profundo de los poros y lleva las toxinas hacia la superficie. La máscara de carbón además crea una superficie uniforme para la energía láser. Luego de aplicar la máscara de carbón, se procede al láser Q-Switched.

Un buen láser Q-Switched es el dispositivo esencial requerido para este tratamiento. La energía láser se absorbe mayormente en la máscara de carbón y genera el efecto radiante que buscamos.

¿Qué efecto tiene en la piel?

Inicialmente, el operador unirá el carbón a la epidermis. Recomendamos utilizar una emisión de energía baja del láser. Luego, el operador utiliza un nivel más elevado de energía para exfoliar la máscara de carbón. A diferencia de otras técnicas de láser, se aplica la exfoliación con láser con carbón activo a una distancia sobre la piel. Se emplea un evaporador de humo especial para eliminar el riesgo de propagación de bacterias. Además ayuda al técnico porque le brinda una visibilidad óptima para obtener resultados específicos. El láser se calienta pero no destruye el tejido subcutáneo. Este modo de acción inicia procesos de sanación natural para fomentar la producción de colágeno y lograr una firmeza duradera. Entre los beneficios secundarios del tratamiento se incluyen rellenar las arrugas finas y tensar la piel flácida: un tratamiento ventajoso.

En la superficie, la energía láser destruye las partículas de carbón de la máscara de carbón y elimina la grasa absorbida, la piel muerta y las toxinas. Esta acción renueva y exfolia la piel de inmediato gracias a la profunda limpieza de los poros y a la disminución del tamaño en el proceso. Sin el peso de las células cutáneas flojas y muertas, los usuarios pueden finalizar el tratamiento con una piel más radiante que es uniforme y suave al tacto.

¿Quién puede beneficiarse de un tratamiento de láser con carbón activo?

El tratamiento de láser con carbón activo es especialmente efectivo para cualquier persona con piel grasa y que sufre de acné continuo, espinillas, poros agrandados o un tono de piel opaco y desparejo. La energía láser orientada calienta la piel suavemente y mata las bacterias que causan el acné en el proceso. Esto se logra sin ningún químico agresivo ni ingredientes irritantes. Este proceso de láser además encoge las glándulas sebáceas para reducir la producción de grasa y ayuda a equilibrar la piel crónicamente grasosa.

La exfoliación suave y los beneficios de la extracción de toxinas son fundamentales para todos y el láser con carbón activo es seguro para todo tipo de piel. Al tratamiento de 20 minutos se lo apoda “facial de la hora del almuerzo”. Esto se debe a que el paciente finaliza el tratamiento con un brillo radiante y a que prácticamente sufre pocos o ningún efecto secundario ni tiempo de inactividad. Afirme, suavice e ilumine rápidamente la piel. El carbón natural limpia los poros y la tecnología láser de vanguardia elimina el exceso de grasa, la piel muerta y los contaminantes.

La exfoliación con láser con carbón activo se utiliza más frecuentemente para abordar el acné y el exceso de grasa como tratamiento facial, pero se la puede emplear en cualquier parte del cuerpo. Si tiene acné en el rostro, pecho, espalda u hombros, pruébela. Este procedimiento indoloro de 20 minutos ofrece beneficios inmediatos con resultados duraderos.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.