Facial

TRATAMIENTOS PARA POROS Y CICATRICES

Facial

CAUSA DE LOS POROS ABIERTOS Y APARICIÓN DE CICATRICES

La principal causa de la aparición de poros dilatados es tener la piel grasa, debido a que los poros llegan a contener un porcentaje alto de ella. Los poros se abren para retener impurezas y células muertas. La dimensión de las glándulas sebáceas se incrementa y, así, se origina un mayor porcentaje de grasa.

Sin embargo, la principal causa de las cicatrices se forman cuando la capa más externa de la piel, la epidermis, está dañada y las capas más profundas de la piel también están afectadas. La piel no es capaz de regenerarse con la eficacia normal y esta herida se verá sustituida por un tejido granulado que está compuesto de fibras de colágeno. Estas fibras rellenan la herida desde el interior hacia el exterior y facilitan la curación de la zona de piel dañada. Este tejido de sustitución puede curar la herida, pero también queda muy visible.

TRATAMIENTOS PARA POROS Y CICATRICES

Dermapen microneedling

Innovadora terapia de micropunción que tiene como objetivo estimular la producción de colágeno y aumentar la densidad de la epidermis para reafirmar y rejuvenecer.

Peeling Químico Facial

Tratamiento de rejuvenecimiento del rostro con el que conseguimos eliminar arrugas, cicatrices, manchas, acné y otras imperfecciones de nuestro rostro.

PRP VIT BOOSTER

Tratamiento reparador y regenerante que actúa mediante la activación de las células en tratamientos capilares y faciales.

Terapia Fotónica

El tratamiento no es invasivo y tampoco irrita la piel, eliminando manchas, estimulando el tejido, suavizando y previniendo las arrugas, estimulando el colágeno, balanceando el tono de la piel, además de suavizarla y reafirmarla.

Hidro microdermoabrasion

Limpia en profundidad la piel y permite atenuar irregularidades como manchas o líneas de expresión. Combina exfoliación, extracción e hidratación al mismo tiempo, efectuándolo sin molestias o tiempo de inactividad.

LÁSER CON CARBÓN ACTIVO

Láser no invasivo y totalmente indoloro que trata en forma rápida y efectiva una variedad de imperfecciones de la piel, con resultados inmediatos y sin efectos secundarios ni tiempo de inactividad para el paciente.

CERRAR POROS ABIERTOS

El éxito del tratamiento para hacer frente a los poros abiertos radica en el uso adecuado de productos y en la constancia. Los tratamientos faciales medico estéticos son la opción más efectiva y duradera para acabar con los poros abiertos, siendo también segura y no invasiva, al no precisar de cirugía.

Los tratamientos para eliminar las cicatrices son seleccionados por nuestros profesionales en función del tipo de cicatriz y las características de nuestro paciente.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LOS TRATAMIENTOS PARA POROS Y CICATRICES

Existen varios tipos distintos de cicatrices. A continuación, se indican los asociados más estrechamente al acné:

  • Cicatrices atróficas: Se trata de cicatrices hundidas o en fosa que a veces se denominan “cicatrices en pica-hielo”. Se forman cuando la herida no se cura correctamente y se produce una cantidad demasiado pequeña de tejido de unión. A continuación, la cicatriz se desarrolla por debajo del tejido circundante y se forma una marca (hoyuelo) pequeña y visible.
  • Cicatrices hipertróficas: Las cicatrices hipertróficas se pueden reconocer por una elevación de la piel o del tejido cicatricial. Donde antes había una imperfección inflamada, la piel produce un tejido “inferior”. No tiene la misma estructura que el tejido sano y, por lo tanto, se vuelve más gruesa y aparece por encima de la piel circundante.
  • Queloides: Cuando una cicatriz hipertrófica continúa creciendo y se propaga a otras zonas de la piel, se conoce como queloide. Las cicatrices queloides están elevadas y presentan un color púrpura-rojizo al aparecer, pero luego se difumina este color. Este tipo de cicatriz está provocada ocasionalmente por el acné. Es más frecuente que aparezca con las quemaduras.

Los tratamientos para cicatrices por acné dependerán del tipo de cicatriz de cada paciente:

En el caso de las cicatrices atróficas, solemos emplear láseres fraccionales ablativos  de Co2 y de Erbio como es el láser q-switch. Su principal característica es que producen microzonas de calentamiento en la capa profunda de la piel (epidermis) activando la generación de nuevo colágeno y elastina y renovando a la vez la superficie de la piel. Este tipo de láseres no solo consigue eliminar las cicatrices de acné sino que produce un rejuvenecimiento total de la piel del rostro al actuar también sobre la capa superficial de la piel reduciendo a la vez manchas y arrugas.

En los casos en los que las cicatrices son muy profundas, es necesario combinar el tratamiento con Láser con microinyecciones con sustancias de relleno como el ácido hialurónico. El resultado es que las cicatrices se minimizan considerablemente.

La Hidro Microdermoabrasión es otro de los tratamientos, se realiza mediante la utilización de puntas de acero revestidas de diamante, u otros cristales minerales, que mejoran la textura de la piel a la vez que le dan uniformidad y luminosidad.

En el caso de cicatrices hipertróficas o queloides es recomendable no recurrir a la cirugía, porque suele estimular nuevamente la sobreproducción de colágeno, pudiendo producir un resultado peor al previo.

El tratamiento de este tipo de cicatrices es largo y complejo, y requiere a menudo la combinación de láseres y fármacos que producen una eliminación del exceso de colágeno y favorecen la creación de colágeno normal para ayudar a recrear la superficie perdida.

La cicatriz que se forme será más pequeña que la herida original. Será menos fuerte y menos flexible que la piel circundante. Con el tiempo, la cicatriz se desvanecerá y puede desaparecer por completo. Esto puede tardar hasta 2 años.

Si tu cicatriz se ha vuelto marrón o negra, a veces con un “halo” alrededor, probablemente tengas una cicatriz hiperpigmentada. Esto es habitualmente porque se ha expuesto al sol la cicatriz cuando aún estaba fresca y en proceso de curación.

El acné puede causar cicatrices atróficas, que se conocen como “de punzón de hielo”. Las cicatrices hipertróficas se pueden reconocer por una elevación de la piel o del tejido cicatricial. Donde antes había una imperfección inflamada, la piel produce un tejido “inferior”.

Un vapor facial te ayuda a limpiar los poros de la piel y estimula la circulación sanguínea. El vapor abre los poros y facilita la limpieza de impurezas

Los poros son los que determinan el tipo de piel de cada persona. Una piel seca, tendrá poros cerrados y su apariencia será como la de un papel de seda porque no es un cutis rico en grasa. Por el contrario, los poros abiertos determinarán la presencia de glándulas sebáceas.

Después de una limpieza facial o sacar puntos negros es conveniente aplicar un astringente que contenga ácido salicílico. Para cerrar los poros con un hielo o agua muy fría.

La piel se vuelve grasa cuando las glándulas sebáceas producen cantidades excesivas de sebo. Esto puede deberse a factores genéticos y hormonales, y hasta por la temperatura ambiental. Además, la piel es un reflejo de lo que comemos, y esto afecta a las hormonas.

TRATAMIENTOS COMPLEMENTARIOS

SOLICITAR INFORMACIÓN


    SOLICITAR INFORMACIÓN