Medicina Estética Facial

ELIMINAR OJERAS

Medicina Estética Facial

¿CÓMO CONSEGUIR ELIMINAR LAS OJERAS?

Acabar con las ojeras es una petición muy demandada por nuestros clientes. Las ojeras pueden ser de origen genético, pero también son signos de llevar un ritmo de vida estresante que consiguen acabar con el brillo de la mirada y envejecen el rostro.

Se acabaron las quebraduras de cabeza. Existen muchos tratamientos para corregir y eliminar ojeras.

Estás no suponen un problema de salud, pero sí que son un problema estético. La coloración oscura y profunda en el contorno de ojos hace que la mirada se envejezca y se perciba un aspecto cansado acabando con la frescura y juventud de los ojos.

TRATAMIENTOS PARA ELIMINAR OJERAS

Eliminación de bolsas de los ojos

Realizamos este tratamiento tan novedoso para eliminar las bolsas inferiores de ojos sin cirugía que dan un aspecto de cansancio a tu mirada y sin la necesidad de pasar por quirófano.

Blefaroplastia sin cirugía

Es idónea para aquellos pacientes que deseen eliminar el exceso de piel en los párpados, pero prefieren evitar el quirófano

Relleno de Ojeras

Podemos reducir las ojeras mediante el remodelado del contorno ocular con microinyecciones de material de relleno adecuado para reducir ojeras.

CÓMO Y CUÁNDO ELIMINAR LAS OJERAS

Las bolsas o la coloración oscura en el contorno de los ojos es un problema bastante común en muchas personas.

Normalmente las ojeras aparecen por motivos genéticos, por estrés o por el paso de los años, siendo uno de los múltiples síntomas de envejecimiento en el rostro.

Muchas personas queriendo eliminar las bolsas de los ojos o el color oscuro recurren a trucos caseros y a tratamientos cosméticos. Sin embargo, no van a acabar con ellas hasta que no se sometan a tratamientos específicos para la eliminación de ojeras.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LAS OJERAS

Cuando hablamos de arrugas de expresión, en realidad, podríamos hablar de líneas de expresión. Son todas aquellas marcas que surgen en nuestro rostro gracias a la gesticulación y expresión de nuestras emociones. Reír, llorar, sorprendernos, fruncir el ceño e incluso poner esos morritos tan conocidos en los selfies, en realidad producen pequeños surcos en la piel de nuestro rostro: lo que llamamos arrugas de expresión, son arrugas mecánicas.

No se trata aquí de no sentir o de forzar una cara inexpresiva, la vida esta para vivirla, ahora bien, tanto arrugas como líneas de expresión tienen el mismo origen: el envejecimiento cutáneo, cuanto más vivimos, más tenemos.

Lo que sucede es que la piel, con el paso del tiempo, va perdiendo firmeza y elasticidad, está menos tonificada y esto produce que poco a poco, los surcos de expresión vayan ganando profundidad y lleguen a convertirse en arrugas, algo que empieza a suceder especialmente a partir de los 20 o 30 años.

En las arrugas de expresión también influyen otros factores además de nuestra gestualidad como pueden ser factores genéticos, hormonales, estrés o la exposición al sol, el consumo de alcohol, tabaco, drogas o una dieta desequilibrada y una vida sedentaria.

La piel que se sitúa en el contorno de los ojos es mucho más fina que la del resto del rostro, de hecho es por eso que necesita de tratamientos cosméticos con características diferentes como las cremas de contorno de ojos.
El hecho de que la piel de esta zona sea tan fina la hace también más vulnerable y por tanto más propensa a envejecer. Por eso suelo presentar con frecuencia deshidratación e inflamaciones, estás últimas conocidas comúnmente como bolsas.
Las bolsas de los ojos son en realidad una acumulación de líquidos y grasa que aparecen en el párpado inferior.

Pero… ¿Por qué aparecen las bolsas de los ojos?

Las causas por las que aparecen bolsas en los ojos son diversas y dependen de cada persona. Lo más habitual es que aparezcan por:
– Motivos genéticos
– Falta de descanso
– Estrés
– Malos hábitos y mala alimentación
– Envejecimiento natural
– Retención de líquidos y alta ingesta de sal

TRATAMIENTOS COMPLEMENTARIOS

SOLICITAR INFORMACIÓN


    SOLICITAR INFORMACIÓN