Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Luce una cara joven con la radiofrecuencia facial

Luce una cara joven con la radiofrecuencia facial

A quién de nosotras no le gustaría tener una piel tersa, libre de manchas, sin arrugas, bolsas y ojeras y que luzca radiante. Rejuvenecer el rostro no es una tarea sencilla, existen muchos tipos de tratamientos y no todos siempre nos dan los resultados deseados.

El tratamiento basado en la radiofrecuencia facial puede ser la solución que estabas buscando si lo que quieres es que tu piel luzca joven. Se trata de una técnica que, además de ser muy segura, es indolora, no requiere de cirugía y sobre todo y lo más importante: es súper efectiva.

¿Qué es la radiofrecuencia facial?

La radiofrecuencia facial es conocida como el nuevo “lifting” gracias a su capacidad para añadir tersura a la piel y eliminar la flacidez. Además de esto, es el tratamiento perfecto para reducir las manchas faciales, arrugas, bolsas y ojeras.

Consiste en un calentamiento de la piel, a través de energía por ondas de “radiofrecuencias” que consigue llegar a las capas más profundas de la dermis, de esta forma provoca la generación del ácido hialurónico (una molécula encargada fundamentalmente de la regeneración de los tejidos) y la contracción y aumento del colágeno, una proteína de nuestro cuerpo que es la principal responsable de la elasticidad de la piel.

Además, al dilatar los vasos sanguíneos mediante este calor, mejora la circulación y por tanto, favorece la oxigenación celular y el aporte de nutrientes. El resultado: un rostro más radiante que lucirá con un aspecto mucho más joven.

Radiofrecuencia facial

¿Cuáles son sus beneficios?

La radiofrecuencia se puede aplicar en tratamientos estéticos enfocados tanto al cuerpo como a la cara.

El caso de someterte a un tratamiento facial, conseguirás, en primer lugar, que tu piel luzca más luminosa pero además, ganarás tersura y elasticidad.

Notarás una considerable reducción de arrugas, bolsas y ojeras, las líneas de tu rostro estarán más suavizadas al eliminar líneas de expresión e incluso al eliminar cúmulos de grasa, puede ser muy recomendable si lo que quieres es reducir papada o levantar la mirada.

¿Tiene contraindicaciones o efectos secundarios?

La ventaja fundamental del tratamiento facial por radiofrecuencia es que no es una técnica invasiva. Es completamente indolora y no requiere de ningún tipo de cirugía.

Se trata de una técnica bastante innovadora que solo en algunos casos puede provocar un ligero picazón o molestia durante su aplicación y de forma momentánea, con motivo del calentamiento de la piel.

En ningún caso sentirás dolor.

Solo se recomienda no realizar este tratamiento si estás embarazada o en caso de sufrir algún tipo de patología cutánea, sea una infección o alguna enfermedad que provoque que tu piel esté más sensible de lo normal.

¿Puede combinarse con otros tratamientos?

El tratamiento de radiofrecuencia puede ser aplicado como tratamiento único para rejuvenecer el rostro, sin embargo suele ser habitual complementarlo con otros tipos de tratamientos como por ejemplo el botox. Así mismo, las cremas son el compañero ideal si te decides por esta técnica.

Todo dependerá de tu caso, ya que cuanto mayor sea el efecto a lograr más tendrás que profundizar. Ten en cuenta que la radiofrecuencia está pensada para casos leves o moderados, si lo que buscas es un cambio radical, posiblemente tengas que complementarlo con otros tratamientos.

¿Cuáles son las desventajas?

Como os hemos comentado, apenas existen contraindicaciones en un tratamiento de radiofrecuencia. Después de la primera sesión te sentirás como nueva y ya verás los efectos claramente.

Sin embargo, si tenemos que hablar de alguna desventaja, debes saber que éste, no es un tratamiento que perdure por siempre en el tiempo, dado su carácter no invasivo, obliga a que cada cierto tiempo tomes alguna sesión de refuerzo después de haber terminado tu primer tratamiento, si quieres que los efectos sigan siendo visibles.

¿Cuántas sesiones necesito para ver los efectos?

Aunque ya podrás ver diferencias considerables desde la primera sesión, lo ideal para conseguir unos buenos resultados en el caso de tratamientos faciales es realizar varias sesiones.

Bastará con una media de 6 a 10 sesiones que tendrán una duración de entre 20 y 40 minutos aproximadamente. Después de esto, podrás disfrutar durante una larga temporada de un rostro joven y bello.

Si tienes alguna duda consulta nuestros tratamientos de radiofrecuencia facial sin compromiso.

¿A qué esperas para lucir más bella?

Post a Comment