Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Limpieza facial profesional:¿En qué consiste una limpieza facial?

La higiene facial o limpieza de cutis debe ser una rutina si lo que queremos es mantener la piel de nuestro rostro joven y luminosa. Hay muchas formas de llevar a cabo una limpieza facial, pero no todas son igual de efectivas. Si lo que quieres es una limpieza facial profesional te explicamos cómo lo hacemos en nuestro centro Mar García Estética Avanzada de Tres Cantos.

La piel de nuestro rostro está expuesta día a día a contaminantes, residuos, cambios ambientales, maquillaje… y en los tiempos que estamos viviendo: mascarilla.

Al igual que otros factores, la mascarilla no permite a la piel respirar con normalidad y hace que la suciedad aparezca de forma más propensa en nuestro rostro.

Cuando no llevamos a cabo una buena higiene facial o una limpieza facial profesional, veremos como la piel se debilita, aparecen brillos, grasa, acné, sequedad, puntos negros… Es el momento de hacer una limpieza facial profesional.

Por qué se ensucia la piel de nuestro rostro

La limpieza facial forma parte de uno de los tratamientos imprescindibles que debemos incorporar a nuestra rutina diaria, esto lo sabemos muy bien en Mar García Estética Avanzada, donde nuestras clientas (y clientes) nos piden con frecuencia una limpieza facial profesional.

Lo cierto es que el rostro no está exento de acumular suciedad, y aunque los cuidados en casa son parte imprescindible de un correcto mantenimiento de la piel, a veces no es suficiente y tenemos que recurrir a una limpieza más profunda en manos de profesionales.

Existen muchos factores externos que incentivan la acumulación de suciedad en el rostro, eso lo sabemos ahora más que nunca, en un momento en el que el uso de mascarillas a diario produce con más facilidad una falta de limpieza en la zona tapada.

A un nivel más técnico, nuestra piel está provista de las llamadas glándulas sebáceas, que produce una sustancia llamada sebo. Cuando el sebo sale a la superficie de nuestra piel, de forma descontrolada, se acumula en los poros de la piel, aquí es cuando empiezan los problemas: poros abiertos, puntos negros, acné, grasa y brillos, piel apagada…

Es el momento de realizar una adecuada higiene facial. Además, has de saber que para realizar cualquier otro tratamiento facial es necesario hacer previamente esta limpieza. De este modo, dejamos la piel de nuestro rostro preparada para que asimile al máximo los tratamientos de rejuvenecimiento posteriores y estos sean mucho más efectivos.

¿Es lo mismo una limpieza facial en casa que una profesional?

Evidentemente, no es lo mismo una limpieza facial que podemos hacernos en casa que una limpieza facial profesional realizada en un centro de estética.

Si bien es cierto que siempre es bueno que tengas una rutina de limpieza facial en tu casa, debes saber que este tipo de limpieza es de mantenimiento: Solo consigue eliminar la suciedad superficial que se genera a diario en nuestro rostro.

La limpieza profesional, elimina suciedad mucho más profunda y además trata la hidratación de la piel.

Otra de las grandes diferencias de una limpieza facial al uso frente a una profesional son los productos que se utilizan en esta última, se trata de activos llevan altas concentraciones y los resultados por tanto son mayores, además de hacer un buen peeling eliminando todas las células muertas, se aplicar serums, sueros, cremas, mascarillas… con técnicas pensadas para conseguir el mejor de los resultados.

Cómo hacer una buena limpieza facial

Aunque los pasos y productos a utilizar dependen de las características de la piel de cada persona, la higiene facial profesional se compone a nivel general de los siguientes pasos:

Limpieza

Como su propio nombre indica, en esta fase lo que se hace en retirar las impurezas, la suciedad superficial y los restos de maquillaje.

Peeling o exfoliación

Gracias al peeling lo que se hace es eliminar la suciedad a un nivel más profundo. Un buen exfoliante consigue arrastrar impurezas que no se han quitado en la limpieza previa.

Vapor y extracción

En este paso, lo que hacemos es preparar el poro para limpiarlo, abriéndolo previamente. Además, se extraen de forma manual los puntos negros. En este punto hay que ser cuidadoso y recurrir a un profesional, siempre. Si lo haces tú mismo, de forma incorrecta o con las uñas, puedes hacer alguna lesión o herida que empeore la cosas.

Serúm hidratante

Una vez hemos procedido con los diferentes pasos enfocados a la limpieza facial, es importante aplicar un serúm que hidrate la piel ahora que está preparada para asimilarlo. Gracias al serúm conseguiremos aportar la elasticidad y firmeza que el rostro necesita.

Masaje

El masaje, ayuda a penetrar los activos aplicados en el tratamiento, estimula el drenaje linfático facial  y tiene un efecto relajante.

Mascarilla detox

Este último paso consiste en nutrir la piel. Para ello se aplica una mascarilla detox según el tipo de piel de cada persona.

¿Cada cuánto tiempo hay que hacer una limpieza facial?

Una limpieza facial profesional como las que hacemos en Mar García Estética Avanzada han de realizarse con regularidad.

La frecuencia depende del tipo de piel y la edad y varía mucho.

  • Una piel joven siempre necesitará más higiene que una piel madura ya que genera más grasa aún teniendo la piel seca.
  • Si la piel tiene acné activo sería cada tres o cuatro semanas
  • Si tienes la piel grasa cada 6 u 8 semanas
  • Si tienes piel seca cada tres meses
  • Si la piel es madura entre 4 y 6 meses. En este caso es más recomendable las hidrataciones faciales tan necesarias en una piel con signos de envejecimiento.

Recuerda, aunque hacer una limpieza facial en casa está bien, no sustituye a la higiene facial profesional.

¿Te gustaría una limpieza facial profesional en Tres Cantos, Madrid? Consulta en Mar García Estética Avanzada.

Post a Comment